“No toques el timbre, la puerta siempre está abierta”

img_0200

Montevideo -Uruguay

La frase estaba escrita en un papelito justo debajo del timbre, la letra era desordenada y la tinta se había escurrido un poco…Supongo que producto de la humedad en aquellos días invernales.

La puerta estaba justo frente a mí, mostrándome una enorme S pintada de color verde sobre fondo negro, eso era lo único que resaltaba entre el resto de Pantone de la cuadra, la mayoría entre en escala de marrones y grises exceptuando una pequeña pizzería en la esquina que se salvó gracias a sus sillas rojas brillantes puestas fuera del local.Entré un poco temerosa de lo que podía encontrarme, pero a paso decidido.

En semiótica, hubiese pensado que yo era la idea

.Lo primero que vi fue una especie de estacionamiento de bicis que a mi parecer te llevaba de inmediato a pensar que estabas dentro de una cueva y justo al frente, como quien no quiere la cosa, se dibujaron ante mí dos personas de flux que compartían información juntando sus cerebros. No les distinguí la cara, no la llevaban puesta. Entendí que estaba en medio de un proceso de incubación.

Di la vuelta a la derecha para entrar al lugar (otra vez), quería saber qué había detrás de aquel “no toques el timbre” y mientras caminaba, no podía creer lo que se divisaba ante mí: era como una casa enorme de dos pisos y medio, que llevaba enmarcadas oficinas de vidrio alrededor y todas las paredes estaban de blanco. Lo único diferente era un corpóreo de color verde y rojo que me robó la mirada apenas entré: Sinergia Cowork.

Era como una sala de juegos con gente grande: sillas de colores, mesas con luces brillantes, cuerdas entre las columnas para guindar la mochila, estufas para los que tenían frio, laptos por doquier, libros de diseño, una ilustración gigante con la historia del lugar, hipsters, hippies, barbas, tatuajes y una sonrisa que tenía incluido un “¡Hola! ¿Te puedo ayudar?”

No había respondido cuando ella sin más comenzó a explicarme de qué se trabaja todo eso.

Yo lo resumiré en una palabra: magia.

Sinergia es el lugar que te enseña a pintar tus proyectos con colores de éxito. Entre muebles de diseño, un clima que definiría “soleado de ganas” y genios que conceden deseos en colaboración, podría decir que sin duda, este es el mejor lugar de trabajo para un freelancer.

Nadie te molesta más que tú, nadie puede más que tú.

Decidí quedarme en Sinergia por razones obvias y, sin duda, la frase representa el respeto, la amistad y la confianza para poder tener un buen clima laboral. Es muy interesante ver cómo todos se ayudan entre sí, animan a otros a que hagan proyectos, halagan los trabajos de los demás, lo mejoran y se complementan a pesar de todas sus diferencias.

No podría haber una frase mejor que “No toques el timbre, la puerta siempre está abierta”, porque es un filtro que tiene que ver con el éxito: quienes quieren un cambio van a entrar sin miedo; quienes no están preparados, van a tocar; quienes van con malas intenciones ni se tomarán la molestia en entrar a hacer daño, pues se la pusieron muy fácil. A los villanos no les gusta lo fácil.

Ojalá, siempre podamos entrar a las casas sin necesidad de tocar el timbre. Ojalá Todos los lugares de trabajo se transformen para implementar un clima laboral divertido, sano y e mucha confianza. Ojalá la sociedad algún día esté preparada para abrir su corazón y entregar valores. Ojalá la vida esté preparada para vivir.

 

 

 

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s