Mucho gusto, Montevideo!

Desde qué decidí salir de Venezuela para instalarme en Montevideo, mi vida ha dado un giro de 180°. La diferencia entre Caracas y este lugar es abismal, y no lo digo solo por la diferencia de problema -país, sino por la cultura, la forma de ver la vida y la diversión. Yo sé que son países diferentes, pero hay algo más allá. 
Montevideo -Uruguay
Montevideo -Uruguay
 Montevideo, aunque es la capital de Uruguay, cuenta con apenas un millón y medio de habitantes, sales a la calle y nunca te vas a tropezar con nadie, no vas a hacer largas colas para comprar ni vas a temerle al tráfico. Olvídate de ir al cine y llegar con horas de antelación, porque acá con que llegues cinco minutos antes a la sala, ya entras primero.

Esta ciudad es simplemente un pueblo hecho capital de un país. Es un lugar que se quedó atrapado en el tiempo, no por mal, sino porque todo es antiguo: la gente es muy adulta, los edificios son viejos, las llaves de cualquier casa parecen elaboradas por la tripulación del Capitán Garfio, las casas tienen la misma estructura, color y sazón desde que se fundó la ciudad, con la diferencia de que ahora están rodeadas de edificaciones más modernas. Montevideo se ve entre colores sepia, no sabes si está en el pasado o es que están en la moda hipster (casi nadie sabe lo que significa esta palabra).

Lo que más me gusta de este lugar es la Rambla, ese punto de fuga que se hace ver desde cualquier lugar de la ciudad. Cada vez que voy es como tener una conversación entre mi yo interno y la inmensidad del mar ¡Es increíble!

Rambla -Uruguay
Rambla -Uruguay

Otra cosa que me encanta, y que ha sonado con más fuerza ahora que se viene el verano, son  los tambores. Esos suenan imponentes por todos los barrios. Todos están practicando para ver quién da mas vida a su lugar de origen. Las mulatas bailando al ritmo del “tum tum”, los negritos dándole duro a sus instrumentos y una estrella guía que sostiene una bandera con el nombre de donde vienen.

El Candombe es maravilloso. Muy diferente a la tranquilidad que produce la ciudad.

La gente de acá es una divinura. Los Uruguayos hacen que cada compra en el supermercado, cada vistazo en una tienda o cada pago de servicios sea agradable. Siempre andan sonrientes, siempre tienen ganas de ayudar y siempre quieren hablar sobre lo que piensan. Tengan cuidado, una conversación casual puede terminar en toda una tarde de charlas.

¡Pero cuidado! Si quieres venir a divertirte, entonces no vas a tener mucho éxito, porque esta ciudad tiene el siguiente fenómeno: Si quieres divertirte debes salir a buscar la diversión, pero si crees que la diversión va a venir a ti, no va a pasar. Hay muchos bares, muchas ferias, muchas cosas lindas que ver, pero tienes que juntarte con las personas correctas, gente que de verdad conozca Montevideo y te lleve a lugares increíbles. Si no, vas a caer en el aburrimiento.

Candombre -Montevideo
Candombre -Montevideo

Para los Uruguayos de otros estados (o departamentos), Montevideo es el colapso central, es como el mercado chino. Para ellos, hay demasiadas personas, creen que los tratan como judíos en tiempos de guerra cada vez que se montan en un ómnibus lleno, dicen que el montevideano es vago y grosero y que si no fuera porque en el interior del país no hay fuente laboral jamás se vinieran a vivir aquí.

Cada quien tiene sus perspectivas, Esta ciudad o la vives o te consume. La realidad es que es una experiencia sensorial venir acá y estar entre pocas personas, personas que no viven de las vanidades, que no creen en las marcas y que mientras tengan la comida y las cosas necesarias en su hogar son felices.

El Uruguayo está así, en constante transición, igual que Montevideo.

5 razones para venir a conocer Montevideo

  1. Dar un paseo por La Rambla en bici o cualquier objeto con ruedas NO CONTAMINANTE.
  2. Comer carne en cualquier presentación -se te deshace en la boca-
  3. Comprar en la Feria Tristán Narvaja y la del Parque Rodó: Todo lo que te imaginas o no te imaginas puedes encontrarlo ahí.
  4. Bolichear por la calle Luis Alberto Herrera, si no te gustan las rumbas, puedes ir a algo más tranquilo como los bares de Ciudad Vieja a tomarte una cerveza artesanal.
  5. Ir a ver Teatro sobre Ruedas de Barro Negro: Una obra teatral dentro de un ómnibus que te da un paseo por la ciudad en el que ocurren cosas extraordinarias.

¿Cuáles son tus razones para venir a conocerlo?

1 comentario en “Mucho gusto, Montevideo!

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close