Ya ni me acordaba

No escribo desde hace tanto, que ya me había olvidado de lo que se siente.

Las ideas se me estaban quedando congeladas en un rincón del cerebro y las palabras estaban cada vez más limitadas, imitadas, sin voz, sin cuerpo, sin alma.

Cada vez que me sentaba frente a la computadora, me mentía diciéndome que necesitaba lápiz y libreta, y cuando tenía el lápiz buscada el lapicero, y así, hasta que ordenaba el cuarto, terminaba haciéndome café o respondiendo un Whatsaap sin mayor urgencia.

¡Ah!, les ha pasado, ¿no?

Sí, redacto en mi mente, me digo los títulos de mis próximos post (no los anoto), evalúo retomar mi blog, me persigo, me autocastigo porque, ¿cómo puede ser que ya no use más el espacio que más me gusta después de la playa?

Es que no tengo tiempo, me digo.

Sí, aja. Me auto-respondo.

¿Ni 5 minutos para escribir un post? ¿NO TIENES 5 MINUTOS? ¿ES TAN URGENTE EL ORDEN DEL CUARTO?

Es que siento que no me da el tiempo.

Bueno, ok. Dile a la gente que te escribió de Australia, la que leyó tu blog y muere por venir a Uruguay, que “Gracias por leerme, pero no”.

Pero, no es para tanto.

DESDE CUÁNDO C$R&%OS NO ESCRIBES?

Bueno, ya.

¿YA QUÉ?

¡QUE YA ESCRIBO, YA ESCRIBO!

Y así, con estos 5 minutos aprovechados en mi trabajo, les digo:

¡Hola!, estoy acá y tengo mucha cosa para contarles.

Pronto cuentos lindos de lugares que he conocido (¿o de gente?)

Y perdón la demora.

 

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s