El montevideano

El montevideano, es quien abre los ojos al levantarse y ya pone el agua caliente para el mate, hace un comentario tipo qué frío/calor, che. Come unas galletitas con mermelada o dulce de leche y sale de casa con termo y mate bajo el brazo.

Lo que mata es la humedá’.

El montevideano es el asado con leña, la milanesa de carne y el puré de papas sin grumos, porque si hay grumos, el puré está mal hecho.

Es la cicatriz del bobo en la mano, por dejar el termo de agua caliente abierto y se agacha a levantar algo que se le cayó; los fideos con tuco, el guiso de los lunes en invierno, el asado de amigos para ver un partido, los bizcochos a media tarde (aunque la dieta sea estricta) torta frita a $20p en la esquina de cualquier lugar, el olor a garrapiñada de 18 de julio, la pascualina y el huevo duro, porque combina con todo.

El Montevideano es al que siempre se le complica, después de haberse comprometido. Es el bajonero del grupo de inmigrantes, porque siempre le parece que no da, aunque, en el fondo sabe que igual puede arriesgarse y va a salir bien, pero “por las dudas” dice que no.

Es el viento del sur atravesándote las entrañas al caminar por la rambla en invierno y el que te acaricia en las noches de verano. Es la parada del ómnibus que no te cubre de la lluvia, es el el eco del conductor del bus que dice un pasito al fondo que hay lugar y el suba señora que sí entra.

Es el chimichurri, que va con todo.

El montevideano, son los animales enjaulados en la Tristán Narvaja, es la ropa de segunda mano, los libros y las librerías en cada cuadra. Es la feria de Parque Rodó un domingo a la tarde, con churros de dulce de leche o queso; es el Spiderman que se toma fotos en La Plaza Independecia, la cama elástica en la copa de un árbol de Pocitos y la “tarjeta de mucama” que precisaba una señora que no pudo ir al cine, porque no la tenía.

Es la pareja de viejos que está sentada en el banquito viendo el atardecer y los pescadores que aguardan con paciencia al pez del día en la rambla. Es la sillita playera, ícono de cualquier tarde de calor o de parque, y la chismosa (carrito de compras) que corretea las ferias en busca de los mejores precios y, mientras tanto, se detiene en cada puesto para charlar del clima y los impuestos.

¡Uruguay está carísimo!

El montevideano es una versión rápida del tiempo en Uruguay. Es el estrés de los del interior, el ruido extremo, los buses llenos de gente, y los que imitan el acento de los porteños

¿Qué necesidad de hablar de “vos”? Si de dice “Tú”.

Es el y yo qué se ante una declaración que puede ser hiriente o inoportuna, el ¿te animás a hacer esto? que es casi una obligación indirecta, y el verbo en modo imperativo constante.

¿Entendés?

El montevideano, es la mujer aguerrida que va contra todo para emprender, la que se arriesgó, a la que le dijeron “el arte no da, no vas a poder, olvidate” y hoy vive de eso. Es el hombre que escucha, que se conmueve, que valora, que llora y ama.

También es la mujer maltratada y golpeada que nunca dice nada, el hombre violento que le mostró el pene a la mayoría de mis compañeras uruguayas y el que una vez me dijo “negra de mierda”, porque lo había agarrado por el cuello para que me dejara en paz en una fiesta.

No se preocupen, yo me reí de ese comentario tan pobre. Pero esa es otra historia :)

El montevideano, es el servidor público, cómodo y rodeado de paredes tristes llenas de reclamos que le han acompañado durante 40 años de servicio, son las ojeras de cansancio para mantener el estatus social y la sonrisa a media hasta cuando se va de viaje a la costa…

Porque, aunque se vaya de viaje, se compre un televisor mil pulgadas y un auto, la situación esta difícil, es todo muy caro, y hay mucha inseguridad. No hay nada para hacer en Uruguay.

Y después encaja:

Es que vos sabes que el uruguayo es así.

El montevideano es el dulce de leche Conaprole, que dura cuatro minutos en la heladera (nadie sabe por qué) y el vaso de requesón.

Montevideano, sin vasito de requesón en la cocina, tiene punto menos!

Montevideano es tener una cita para las 7 y llegar a las 9, bajo el argumento-> el uruguayo llega tarde a todas partes.

Son los pies descalzos del parque tocando el pasto, es el disfrute máximo del sol, es el JAM, son la cuerdas de la guitarra, la noche del Cabo, el tabaquito de marihuana antes, durante o después del trabajo. Son los tambores de Palermo, es la voz de Zitarrosa, Rada, Fattoruso y las mujeres HARTAS.

Es buscar en el mate las respuestas para mejorar el entorno, la ciudad, el mundo y una excusa para juntarse con alguien:

¿Estas pa’ un mate?, a veces, se lee como necesito verte/hablar.

Es el mausoleo de Artigas que nadie sabe dónde está si no te lo cuentan, es el ómnibus de Barro Negro, es la 18 de Julio cerrada un fin de semana, justo cuando el resto de la ciudad tiene tiempo para comprar.

Es el olvido de lo bello de su país, hasta que debe defenderlo. Es el moho de  de los edificios antiguos llenos de humedad, la cúpula del Palacio Salvo que brilla entre lo viejo y lo nuevo, las noches del Bajo de la Ciudad Vieja y el ¿tené’ una chapita pal vino?.

 Vamo’ arriba.

Va pa’i, ñeri.

El montevideano es la fuerza de una murga de 3 millones de personas militando por sus derechos, es la desdicha y el orgullo de haber nacido en el paisito, es la rambla a las seis de la tarde en plena puesta de sol, es La Celeste, es Peñarol y Nacional, es el hippie, el cheto y el rasta.

Es el fin de semana largo que deja una capital vacía, pero Punta del Este en verano es una mierda. Son las ferias barriales y el almacén de la esquina. Es la cerveza de litro y el cartón de vino; el puzzle de Uruguay más complejo de armar, porque es el punto medio más al sur del país.

 “Necesito salir de Montevideo”.

¿Ta?

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.