¡Tambores pa’ que te tengo!

Hace frío en el paicito, pero el sonido del tambor nos mantiene calientes.

Tenía meses pensando en hacer un artículo sobre mi experiencia con el Candombe en Uruguay, confieso que cada vez que intentaba hacer fotos y hablar con algunas personas sobre este movimiento cultural terminaba metiéndome en él, bailando y despegándome de esta realidad para entrar en contacto con mis raíces, las raíces nuestras, las de todos.

Si nos remontamos al origen, el Candombe no dista mucho de otras formas de cultura negra latina: los tambores se mantienen como una manifestación cultural negroafricana traídas por los esclavos de los europeos.

Fotos de Jero López
Fotos de Jero López

Dentro de la tradición del candombe uruguayo los tambores tienen un papel importante. Este ritmo resulta de la interacción del toque de por lo menos uno de los tres tipos de tambor: chico, repique y piano. Todo grupo donde estén los 3, se denomina “cuerda”.

Una cuerda, tocando sobre el ritmo de candombe se dice que hace una “llamada”. Este término designa no sólo la manifestación cultural, sino también un entorno: un conjunto más o menos numeroso de tambores que, en ciertas fechas (carnaval, ferias, fechas patrias, etc), se reúnen para recorrer un trayecto conocido.

La llamada es un acontecimiento que abarca varias horas que se van contando desde que comienzan a reunirse los participantes.

Antes los lugares de salida estaban constituidos por conventillos donde se reunía la población negra, los más conocidos estaban ubicados en la zona sur del centro de Montevideo, que representaban los barrios Sur y Palermo.

En los 70’s y 80’s, fueron demolidos y esto provocó la dispersión y migración de muchos de sus ocupantes a otros lugares de la ciudad e implicó trasladar los puntos de salida de los tambores.

2
Fotosde Jero López

En la actualidad, los puntos de reunión son, casi siempre, frente a la casa del responsable o director de la comparsa representativa del barrio, quien además es quien distribuye varios tambores.

Mi casa queda justo en Palermo, así que es imposible no participar en estos encuentros, la cultura me llama. Con solo escuchar “tambores” mi cuerpo se prende y se me sale el alma negra.

Cada domingo, sobre el atardecer, la calle de Isla de Flores se cierra por la intervención de los participantes, no hay policías, no hay quien dirija el tránsito, no hay instituciones públicas que gobiernen el movimiento. Esto es de orden social, la comunidad sabe que los tambores estarán allí al menos hasta las 21h y lo respetan.

Si no da tiempo de ir a Isla de Flores, a las 22h sale una llamada por Pablo de María, no hay excusas para quedarse en casa.

De camino a los tambores, ves a la gente saliendo de las casas para ir a las llamadas, otros aprovechan la ruta de los tambores para vender panchos (hot dogs) y choripanes. 

La mayoría de los que asisten al encuentro son bohemios o negros y salen de a grupos de no menos de 3 personas, casi siempre llevan un vino Faisan de cajita en la mano y un pucho.

3
Fotos de Jero López

A lo lejos se ve la flama de la fogata para el templado de los tambores. Se enciende con periódicos así el fuego llega alto y llama la atención desde lejos; el encuentro se torna primitivo.

Los tambores se colocan alrededor del fuego para tensar la lonja, y los asistentes se ubican alrededor cual tribu, como en la búsqueda de calentar sus cuerpos, tal y como lo hace el tambor.

1

Los tamborileros se quedan dispersos, y se envuelven las manos con cinta para proteger los dedos de la pasión, la euforia y el despliegue de sabor que saldrá en unos momentos.

Antes de que la llama se apague todos, como por inercia o conexión grupal toman su tambor más o menos al mismo tiempo y el director les hace gestos con la mano para que vayan formando filas y calentando.

Se lleva en la sangre -Fotos de Jero López
Se lleva en la sangre -Fotos de Jero López

Suenan las primeras maderas con repiques y la gente sale de las aceras y se anima a bailar. Las primeras son las mujeres que empiezan a mover las caderas y los pies con referencias claras del son cubano, las manos acompañan los pies de un lado y el otro y se despliega una energía ancestral que va muy fuera de contexto con esta pequeña Europa.

El ritmo afro nos une.

Hoy en Uruguay, este movimiento fue reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En las llamadas de la Av. 18 de julio (el evento más grande del carnaval) durante el mes de febrero/marzo, se visten con trajes carnavalescos y van con el rostro pintado haciendo referencia a religiones propias de sus antepasados. En estas llamadas de Palermo no van pintados ni vestidos con accesorios excéntricos, eso algunos lo llevan arraigado en la piel, otros en el corazón.

De un lado y del otro se mueven los pies en armonía con las caderas, la espalda con cada paso baja y sube como una reverencia, la sonrisa debe ser de oreja a oreja y la mirada sube al cielo de vez en cuando para agradecer a quién sabe qué, por la dicha de tener este fondo musical.

Fotos de Jero López
Fotos de Jero López

Los hombres se acercan a las mujeres medio tímidos, buscan la mirada y se acercan cuando se sienten seguros de que su danza va a ser correspondida, la pareja se junta un rato, se sincroniza, se goza y continúa su camino.

No importa si se baila hombre con hombre o mujer con mujer, este baile no distingue sexo.

Con cada golpe al tambor hay un paso hacia adelante, así que la reunión se va convirtiendo en una especie de procesión de Semana Santa, pero acá no se camina, se baila. Son dos, tres cuatro, cinco y todas las cuadras hasta que el cuerpo llore de éxtasis, o hasta que se escuche el “pam pam” final.

11
Fotos de Jero López

A veces, en Isla de Flores cuando pides sacarles una foto te piden $10 USD, otras veces nada y alguna de otra te dicen que no.

Existen varios personajes que son vitales en la dramatización del candombe:

  • El gramillero: Era el Brujo de la tribu africana que curaba con yuyos y “gramillas”. Su vestuario incluye barba, bastón y la valija de los yuyos.
  • La Mama Vieja: Era el Ama de llaves y realiza una danza tradicional. En su vestuario nunca faltan el abanico y la sombrilla.
  • El Escobero: Es el antiguo “Bastonero” de la tribu. Se viste con un delantal de cuero con espejitos y cascabeles y desfila haciendo malabares con la escoba.
  • La Vedette: Es la bailarina, que si bien no estaba presente desde el principio del candombe de Uruguay con los años se convirtió en uno de los personajes infaltables.

Es gracioso porque la primera vez que los vi pensé que eran personajes del barrio, en el caso del gramillero sentí admiración por el chico. Era la única persona que tenía bastón y pensé que tenía alguna discapacidad, por todo el camino le pasaba diciendo halagos como “eres el mejor” y cosas por el estilo, hasta que alguien me dijo que era parte de la estructura del Candombe.

Nadie te explica nada, no hay referencias  mientras estás allí, y en vista de que estas “mini llamadas” no tienen trajes ni accesorios referentes, la historia se va aprendiendo a medida que vas integrándote en ella.

10 (2)

Termina el canbombe y el domingo llega a su fin. Los pensamientos se liberan, se renuevan y se cierra la semana con el cuerpo liviano y una sonrisa.

En los tambores de Pablo de María los tamborileros forman un círculo y vuelven a tocar con la intensión de que la gente que quiere bailar se meta en el medio y baile.

La semana comienza mejor al día siguiente, mientras piensas “ojalá la semana pase rápido y sea domingo de nuevo”.

18
Fotos de Jero López

¿Te quedaste con intriga sobre las llamadas de carnaval? Te dejo una muestra:

Saqué algunos datos sobre el candombe en Eumus.

Gracias Jero por las fotos ¡Genio!

Mi primer encuentro en vivo con el folclore uruguayo

El domingo pasado tuve la oportunidad de asistir al concierto “Música por los niños” de la organización Aldeas Infantiles SOS. Un espectáculo anual que presenta artistas de trayectoria para recaudar fondos y seguir manteniendo los programas de Acogimiento y Fortalecimiento familiar, los cuales prestan ayuda necesaria para que los niños crezcan con sus familias, o en su defecto con el amor y el calor de un hogar.

Esta vez, los artistas invitados eran dos clásicos de la música uruguaya: el dúo de folclore Larbanois & Carrero y la murga Agarrate Catalina. La invitación indicaba que el espectáculo comenzaba a las 20:00h en el Auditorio Nacional del SODRE Dra. Adela Reta, sin embargo las puertas del auditorio abrieron a las 19:30h, ellas saben  que a pesar del dicho de que el uruguayo llega tarde a todas partes, siempre hay alguien que rompe las cadenas y demuestra lo contrario.

Una exposición fotográfica de Matilde Compodónico, producidas y procesadas digitalmente por Gabriel García, daba la bienvenida a los asistentes. Imágenes grandes, nítidas y llenas de contraste contaban historias sobre la cotidianidad que se vive en SODRE: artistas, bailarines, personal operativo, músicos y todos los que dan vida al lugar se mostraban allí, detenidos en el tiempo con gestos e intimidades que se quedan detrás de los vestidores.

A las 19:30h el living ya estaba quedándose pequeño para la cantidad de personas que demanda el auditorio… Ahí estaban todos bien elegantes y sonrientes, buscando con la mirada a quién saludar, a quiénes felicitar y con quiénes tomarse fotos.

En un momento, dos parejas vestidas cual gauchos hicieron una presentación con boleadoras, como referencia a la música tradicional de Larbanois & Carrero. Las murgas no quedaron atrás: tres chicos vestidos y maquillados como murgueros cantaron una canción medio pegajosa sobre la alianza entre Pronto! y Aldeas Infantiles SOS.

Ambas acciones, por supuesto, iban por parte de la empresa financiera Pronto!

Poco antes de las 20:00h, la chica misteriosa que está detrás de los parlantes generales del auditorio, invitó a los asistentes a que por favor fueran entrando a la sala correspondiente, el espectáculo estaba por comenzar.

El dúo del folclore

Larbanois & Carrero
Larbanois & Carrero

Larbanois & Carrero se presentaron a eso de las 20:00h y llegaron con mucho power.  Los encargados de la iluminación (genios, gracias por existir) aportaron múchísimo al espectáculo, la conexión entre los colores de las luces, lo que transmitía la canción y los sentimientos involucrados en las letras,música y canto hicieron que la experiencia fuera increíble.

Acá nadie sabe quién es quién, y algunos pueden llegar a pensar que es una sola persona. Yo pensaba que era uno solo, y la primera vez que escuché que hablaban de ellos, pensaba que eran humoristas…

Ya saben, el turista es turista así vista de seda.

Carrero es un señor poeta. Uno de esos caballeros que nacieron con el don de la palabra, del canto, de las serenatas y los pañuelos. Larbanois no habló demasiado, sin embargo expresó cada palabra en las cuerdas de la guitarra y entre sus notas dijo todo y mucho más.

Era evidente la complicidad entre ambos ya son más de 35 años de trayectoria juntos. Hay mucha historia detrás, muchos éxitos y fracasos juntos, así que lo que les quedaba era disfrutar lo que cantaban… ¡Y cómo nos hicieron gozar!

Por supuesto, no podían faltar las palabras respectivas que hicieran referencia a Aldeas Infantiles SOS:

Larbanois & Carrero en Música por los Niños
Larbanois & Carrero en Música por los Niños

Con ustedes, con Agarrate catalina y nuestras canciones buscamos tomar conciencia y luchar por un mundo distinto en lo que tiene que ver con la infancia y los chiquilines.

Se dice que los primeros 2 o 3 años de vida es cuando se aprende todo, lo bueno o malo. Debemos evitar entonces alejarnos en ese momento, porque todo lo que podamos hacer después no son más que parches; y culpamos a los gurises, que de repente no tuvieron compañía en el momento adecuado, quien hiciera con ellos los deberes, quien se sentara a leer un libro, quien estuviera cerca.

Entre una canción y otra, siempre había una historia, algunas medio trágicas, otras de amor y otras bien alegres… Hubo una llamada cartas de una abuela a su nieta que hizo que más de uno se secara las lágrimas disimuladamente  entre los aplausos del final, como para que no se notara.

También aprovecharon las instancia para sacar a la luz algunas canciones nuevas, entre ellas “Coplitas Sueltas“.

Este par fue todo un éxito. Me hicieron sentir el Uruguay desde lo más gaucho. Aquí les dejo una muestra de la emoción que se vivió ahí en el SODRE

Agarrate Catalina

Agarrate Catalina en Música por los Niños
Agarrate Catalina en Música por los Niños

Los murgueros llenaron a eso de las 21:50 h con máscaras de ancianos, brillantinas, sacos, pijamas, pinturas y pelucas. No habían terminado de salir todos y ya la gente estaba ansiosa preparando las manos para aplaudir y la risa que la canción de la abuela nos había quitado.

Llegaron a escena como 20 personas. Todas con un rol diferente, pero parecido. Todos simulando a los viejos de las plazas, a los políticos y a las familias tradicionales y cerradas.

Yo ya había escuchado sobre las murgas. Hay gente que le gustan, hay otros que no, están los apasionados que dan todo por ellas y el bando opuesto que las rechaza totalmente.

Yo creía en quienes las amaban. En realidad la época correcta para conocerlas es en carnaval, sin embargo nunca tuve la oportunidad de asistir, siempre pasaba algo que me impedía hacerlo, pero ahora que las vi en vivo solo tengo una palabra para definirlas:

¡SON INCREÍBLES!

La energía que transmitieron desde el primer canto y la sincronización de las voces, actuaciones e intervenciones de cada uno no tienen límite. A leguas se nota el esfuerzo que conlleva organizar tantas voces y tantas ejecuciones: la música, los diálogos, el espectáculo, los gestos.

Todos los números llevan a la reflexión. Sus diálogos y canciones son el reflejo de la cotidianidad del ser humano y cómo la presión social afecta nuestra forma de ser, de pensar y genera una doble moral, un doble discurso.

Esta gente ya tiene desde el 2001 haciendo de las suyas, el año pasado fueron canceladas sus funciones en Carnaval por hacerle crítica a Tabaré Vasquez, para ese entonces candidato a la presidencia de Uruguay.

Un trabajo admirable el de esta y todas las murgas… Por hacer evidente que todos los aportes complementan y suman al trabajo, que todo cuenta y que la colaboración es el camino para hacer las cosas bien, entre todos.

Aquí una muestra:

Aldeas

Así agradecieron los niños de aldeas a los artistas de la noche...¡Genios!
Así agradecieron los niños de aldeas a los artistas de la noche…¡Genios!

Y hablando de colaboración, Aldeas Infantiles SOS es la protagonista de este espectáculo que se lleva a cabo para recaudar fondos y ayudar al futuro del mundo. Esta organización nace desde la guerra más feroz que se ha conocido y hasta hoy sigue funcionando y continúa su lucha por el amor familiar.

Ellos sabe (y promueven) que el amor como la base de nuestras vidas.

La música es la vía para unir a las personas. Esta vez le tocó a dos grupos que, a partir de diferentes matices, forman parte de la tradición uruguaya, cada uno desde su voz y desde su forma de expresión.

Esta organización nos vuelve a demostrar que la gente quiere hacer cosas lindas y está dispuesta a dar su talento por el beneficio de los que más lo necesitan.

Yo aporto con estas humildes palabras, al final los niños son los que ganan.

Si quieres saber más sobre la organización, puedes ver aquí

Yo tan otoño, tú tan primavera

“Las aceras andaban con frío, menos mal que las hojas se dieron cuenta rápido y se dejaron caer para ir a su encuentro a acobijarlas”. Así fue que el color marrón se puso de moda en el sur.

La playa va quedando cada vez más sola, las medusas, los peces y la bionumiliscencia ya se esfumaron en búsqueda de aguas más cálidas. El viento llegó con tarjeta de invitación y las despachó. Los invitados primero.

Se nota cómo el sol se está alejando lentamente. Ya empezaron a reemplazarse las sonrisas por un suéter y los pies en la grama por unas medias en el suelo de casa.

La nariz ya empieza a vestirse color rosa. Dicen que es debido al cambio de temporada, pero lo que nadie sabe es que desde hace un mes los árboles empezaron a quitarse el maquillaje verde primaveral y sin querer, el viento voló las mopas de algodón que habían dejado sobre la copa. Así que estas salieron a volar por la ciudad dejando un caos en el sistema respiratorio.

¡Pobres! No saben que están haciendo mal.

¡Pobres narices!

Lo lindo del otoño es que a veces deja que el calorcito se quede más tiempo y no permite que el frío haga de las suyas tan rápido. Lo irreversible es que las hojas siguen cayendo, ellas saben más que nadie que la temperatura va a bajar. Solo las fuertes quedan amarradas a sus raíces.

Mientras tanto, tú, el del norte, vas dejando algunas chaquetas en casa, porque la primavera ya llegó.

Ya tú empezaste a guardar abrigos para sacar tus remeras y sandalias… El sol está más cerca de ti ahora. Ya ves cómo la tierra se regenera y se pinta de verde para dar paso a la luz de las flores y de tu sonrisa, que seguro combina con el azul del mar.

La playa debe estar calentándose, junto a las palmeras que te darán sombra en estos próximos 2 o 3 meses.

El hielo ya se empieza a romper por allá, metafórica y literalmente. Y acá recibimos los pedacitos para costruír nuevos icebergs: naturales y sociales.

Por cada hoja que cae en el sur hay miles de flores esperando dar su gran show en el norte

Por cada abrigo extra, una camiseta menos.

Por cada estadía en casa por el viento, hay un bar sacando las mesas a la calle.

Por cada vino que se destapa, se desempolva una cerveza.

Por cada minuto de oscuridad, llega una hora de luz.

Mientras el sur prende la estufa, el norte apaga los fogones.

Y así van los dos, primavera y otoño caminando en paralelo por esta canica. Cada uno mostrando la antesala de lo que vendrá.

Mientras tanto, nosotros aprovechamos los últimos raticos de calor

Este slideshow necessita de JavaScript.

Frase al viajero

Hoy comencé a trabajar en un hostel en Montevideo y leí una frase sobre viajes que no podía dejar de compartir con ustedes. Creo que esto es en realidad lo que pasa cuando viajamos, cada quien ve su realidad, cada quien se ve así mismo reflejado en un paisaje. Por eso diferimos de otras personas con respecto a algunos lugares.

“Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos” -Fernando Pessoa, Poeta portugués.

Viajemos entonces hasta el infinito y más allá