Si viajas a Cabo Polonio, te sugiero algunas cosas que debes tener en cuenta

Mientras trabajé como recepcionista en un hotel de Cabo Polonio, descubrí que hay muchísima desinformación sobre las cosas que se deben tener en cuenta antes de entrar que no están llegando a las personas.
Estos son mis aportes a tu planificación de viaje, a partir de lo que escuché y las dificultades que vi en otros. Ojalá te sirvan y tengas una experiencia hermosísima.

Anuncios

Mi reencuentro con Cabo Polonio

El día menos pensado, mientras estaba en Córdoba, Argentina, recibí una llamada de Cabo Polonio, para volver, por tercera vez.
Esto es lo que voy viviendo…

Y si llueve, ¿qué hago en Cabo Polonio?

Recuerdo charlar con varios clientes que, entre cara larga, me comentaban que habían escogido el peor día para visitar el lugar y me pedían recomendaciones para hacer “algo” entretenido a pesar de la lluvia, porque las opciones son pocas y la playa, para ellos, solo era posible con sol (continua)

Hasta luego, Cabo Polonio

Justo cuando encontré la calma entre la espuma de las olas y descubrí el silencio entre los soplidos del viento. Justo, cuando ya le estaba tomando cariño a la gente, y haces amigxs que provoca tener cerca más que una temporada de verano.

Justo,

me voy.

NOCTILUCAS en Cabo Polonio, uno de los tantos fenómenos que explican mi #UruguayTeQuiero

Las noctilucas, un fenómeno de luces que vale la pena vivir en Uruguay.

El rancho más fotografíado del Polonio

El Poderoso es el único rancho en Cabo Polonio que tiene dibujitos hechos a mano por una brasilera, el único que se construyó teniendo como base un container que terminaron botando, pero que entre tabla y tabla, terminó siendo una obra de arte de muchas manos, muchos clavos y muchos tragos.

[12] Sonidos de Cabo Polonio

Si pudiera definir mi infancia diría que mis mayores influencias son mi madre, mi padre, mi abuela y un trombón bajo. Tengo recuerdos nítidos de momentos en que escuchaba el trombón como soundtrack de mis sueños. Recuerdo muchas mañanas que, recién levantada, salía de mi cuardo en la búsqueda del sonido y veía a mi […]