El “piloto automático sensorial” que surge cuando paseas por La Rambla montevideana

Cuando una pasea por La Rambla Montevideana una parte de nosotras se abstrae y se crea una burbuja de placer individual que solo nos permite disfrutar el momento del aquí y ahora. Estás presente en cada movimiento, observando, dejándote conquistar por las maravillas de colores que tiene el cielo uruguayo… Y es ese el estado…Como de enamoramiento.

Anuncios